Casa Miguel – Slow Life Apartments: El lugar perfecto para disfrutar de la vida

Casa Miguel se fundó en la década de los 50, y por aquel entonces, ocupaba la planta baja de este edificio. Era el lugar perfecto donde parar y descansar, degustar una comida o sentarse a cenar. Disfrutar de la vida y de tu gente. Sin prisas.

Era centro de reuniones y punto de encuentro entre los que iban y venían, un sitio de tertulias, de relaciones y momentos. Un lugar donde saciarse de gente buena, con arte… y donde todo marinaba a la perfección con un buen vino de la tierra y con los incomparables productos de la zona. Mi abuelo Miguel, fundador y dueño de Casa Miguel, creó una marca Slow Life sin saberlo.

Criador de vinos y empresario. Perteneció al consejo regulador de vinos. Un hombre valiente, leal y siempre dispuesto a ayudar a los demás. De mentalidad moderna, situó Casa Miguel como ese punto de encuentro donde todo se entrelaza. Era hijo de Miguel, con nieto y bisnietos del mismo nombre. Y tras siete décadas desde su fundación, vuelve Casa Miguel con su nombre original, y con lo más importante, su esencia.

Casa Miguel son 6 apartamentos, en el corazón de Sanlúcar de Barrameda, creados con todo el cariño del mundo. Con un equilibrio entre modernidad y tradición, pensados para disfrutar de la vida y alumbrar felicidad. Felicidad en todos los pequeños detalles que nos rodean y queremos formar parte de esto contigo.

Te ofrecemos una pausa en tu día a día, pero una pausa que saborearas a fuego lento. Conocerás el Sur, la luz de Cádiz, nuestra gastronomía y la buena gente de Sanlúcar de Barrameda.

Estamos muy felices de compartir Casa Miguel contigo. ¡Bienvenidos!

Miguel López Pérez